fassbinder: todo es demasiado

escrito y dirigido por lisandro rodríguez 

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

Esta obra es un paisaje, un acercamiento a un autor y a una vida determinada por un hacer que
no alcanza. Todo nos parece demasiado.La imposibilidad de amar y la necesidad imperiosa de
estar acompañado a cualquier precio. Los cuerpos desean ser oprimidos, esta es la principal
derrota de la segunda guerra mundial. Fassbinder como cerdo, como poeta, visionario,
melancólico y sonámbulo. Con una obra que agota, que se agota y que subvierte cualquier tipo
de ordenamiento moral y psicológico. Un paisaje actoral, sonoro y plástico que nos parte al
medio y nos conmueve.La fuerza de Fassbinder recae en las posibilidades que nos ofrece; su
mirada brutal y luminosa sobre un mundo que sigue ardiendo. Dinero y amor. La necesidad de
un descanso. La imperiosa fuerza del reconocimiento, un sacrificio hacia uno mismo, algo que
nos haga brillar.


Poética Lisandro Rodríguez. La organización de Todo es demasiado Invocaciones VII:
Fassbinder, fusiona sensibilidades y afectos: canciones de amor, escenas que se desarman,
monólogos conceptuales, graffitis que gritan de bronca, melodrama porteño, una estructura
sonora y espacial. Dinero y amor. Dejar aparecer la atmósfera de tensiones que no se
resuelven. Crear atmóferas sensibles y sensuales. Un mundo Fassbinder en Buenos Aires en
2018. Responder las preguntas que conmueven a Lisandro: ¿qué hacer con él? ¿Con su obra?
¿Ver todas las pelis? ¿Leer todo? ¿Ver todo? ¿Amar todo? ¿Qué tenemos que ver con él?
¿Alemania y Argentina? ¿Somos todos cómplices? ¿Teatro hoy para qué? ¿Qué significa hacer
espectáculos en el teatro oficial? ¿Qué haría Fassbinder con eso? Conmover lo inconmovible.
Golpear la roca y meterse en el hueco para ver cómo se sale de ahí. Vivir. ¿Teatro
existencialista? Pero ¿no es todo arte existencialista? ¿Teatro político? Pero ¿no es todo teatro
político desde Atenas misma? Narrar. Pero ¿narrar qué? No un arte feliz, sino una sociedad
feliz que no necesite arte. ¿Arte en Buenos Aires en 2018? ¿Para qué, para quién? ¿Quién no
quiere ser amado? Trabajar con el azar, con lo inesperado, con el detalle, para configurar un
entramado sensible espacial con los cuerpos en ebullición. Afectar al espectador. Afectarse.
Afectarnos. ¿Quién no quiere ser amado?
Fassbinder y su politicidad: Fassbinder nos conecta con nosotros mismos.

Sobre Lisandro Rodríguez

Se formó con Agustín Alezzo, Lizardo Laphitz, Julio Chavez, Mauricio Kartún, Alejandro Tantanian, Ricardo Bartís, Federico Irazabal, Mabel Salerno, Camila Mansilla, Juan Doffo, entre otros. Es dramaturgo egresado de la Escuela Municipal de Arte Dramático de Buenos Aires. Enel año 2004 crea su propio estudio de investigación y producción escénica llamado Elefante Club de Teatro (recientemente rebautizado bajo el nombre de Estudio Los Vidrios) plataforma donde desarrolla y produce gran parte de su obra además de coordinar laboratorios/talleres de dirección, puesta en escena, actuación y escritura para actores. Coordina laboratorios escénicos en el interior del país y en Uruguay, Perú, México, Francia, Chile, Paraguay y España. Entre sus trabajos más destacados en teatro se encuentran: Felicidad Doméstica, Díptico: Sencilla y Ella merece lo mejor, Suiza(Ciclo anual de pequeños actos), Conversaciones - una cuestión de dignidad, Asco, La vida terrenal, El futuro es la vejez(Festival Escena 2012), Mabel y los inmaculados, De cómo duermen los hermanos Moretti, He nacido para verte sonreír, La enamorada del muro(Festival Chile Emergente 2010), Pudor en animales de invierno(FIBA 2011), La mujer puerca(FIBA 2013), Urgente – imágenes de una feria en extinción, Relato íntimo de un hombre nuevo, La parodia está de moda y las salas alternativas fomentan el amateurismo, etc.

En Cine protagoniza el largometraje La Paz de Santiago Loza estrenada en el Forum de la 63 Berlinale y ganadora del BAFICI como mejor película Argentina y Premio especial del jurado en el 17Festival de Lima. Gana el premio al mejor actor en el 22 Festival de Biarritz por su actuación en la película La Paz de Santiago Loza. Es asistente de dirección y coach actoral del largometraje “Ártico” de Santiago Loza. Es seleccionado y participa del Talents Berlín 2014. Es jurado de la competencia oficial de cortos del Festival de Cine de Guadalajara 2015. Dicta seminario de actuación y dirección en el Talents Guadalajara 2016. En 2015, presenta en el Forum de la 65Berlinale, como actor protagónico, coguionista y co-productor el largometraje “Mar” dirigido por la chilena Dominga Sotomayor. En 2015 presenta como director su video-instalación “No somos de acá” en el marco del Festival Manifiestos en el C.C.Ricardo Rojas y en la Noche de los Museos. Actualmente trabaja en la post-producción de su ópera prima como director de cine, Mío. En 2017 es jurado de la Fiesta INT CABA y Curador de la Programación nacional del 11FIBA junto con Maricel Álvarez y Luciana Acuña. En Agosto de 2017 presenta una nueva obra llamada “Dios” en el Centro Cultural Recoleta. En 2018, presenta “Fassbinder, Todo es demasiado” en el Centro Cultural San Martín y “Acá no hay fantasmas” en el Teatro Nacional Cervantes. Actualmente, dirige “Abegación 3” que formó parte del tercer Festival
Internacional de Dramaturgia.

Intérpretes: Horacio Banega, Sofía Cobás Alé, Carlos Defeo, Norberto Laino, Carla Petrillo,
Lisandro Rodríguez
Vestuario: Norberto Laino
Escenografía: Sofía Cobás Alé
Objetos: Norberto Laino
Diseño de escenografía: Norberto Laino
Diseño de espacio: Norberto Laino, Lisandro Rodríguez
Fotografía: Nora Lezano
Asistencia de vestuario: Sofía Cobás Alé
Asistencia de dirección:Paco Gorriz
Dramaturgia y Dirección: Lisandro Rodríguez
Duración: 70 minutos


*Este espectáculo se estrenó el 3 de marzo de 2018 en la Sala B del Centro Cultural San Martín (Ciudad  Autónoma de Buenos Aires). Formó parte del Ciclo Invocaciones bajo la curaduría de Mercedes Halfon, la producción ejecutiva de Gabriel Zayat y la producción general de Carolina Martin Ferro.

© 2018 by Indigo Producciones